Sopa de remolacha asada con dukkah, yogur y rocío de grosellas rojas

Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición. Agregar estilo a una sopa hecha con puré de remolacha es solo una cuestión de terminar el líquido magenta profundo con una cucharada de yogur espeso al estilo griego (en lugar de crema agria), un remolino de gastrique de grosella agridulce y una llovizna de exótica probando dukkah, una mezcla de especias egipcias que incluye pistachos picados. Si se encuentran disponibles remolachas tostadas y peladas envasadas con criovac, se pueden preparar muy rápidamente.

Esta receta se inspiró en una comida en Acorn, el famoso restaurante vegetariano de la chef Rachel DeMuth en Bath, Inglaterra, que incluía una ensalada de remolacha asada terrosa con sorbete de cassis sazonado con dukkah. Como muchas sopas atractivas, esta tiene capas de sabores y mucho drama visual.

Sopa de remolacha asada con dukkah
Sopa de remolacha asada con dukkah

Producir: 6 tazas
Tiempo de preparación: 1 hora 15 minutos
Duración: al menos 1 semana

Ingredientes

  • 6 remolachas medianas, fregadas y recortadas
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • sal y pimienta recién molida
  • 2 cucharadas de dukkah (sigue la receta)
  • 2/3 taza de cebolla picada
  • 4 a 5 tazas de caldo de verduras
  • 1/4 taza de jugo de naranja

Para la llovizna gastrique:

  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 2 chalotas pequeñas, en rodajas
  • 6 cucharadas de vinagre balsámico
  • 6 cucharadas de gelatina de grosella negra o roja
  • 1/4 taza de agua
  • 4 a 6 cucharadas de yogur griego natural

Para la dukkah:

Nota: Dukkah se puede preparar con pistachos, avellanas o incluso almendras.

  • 1 cucharada de ajonjolí
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida gruesa o granos de pimienta negra
  • 1/4 de cucharadita de semillas de hinojo
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/4 taza de pistachos picados, ligeramente tostados
  • sal, si las nueces no tienen sal

Método de preparación:

  1. Caliente el horno a 400 F.
  2. Cepille las remolachas con un poco de aceite de oliva, sazone con sal y pimienta y selle bien en aluminio. Ase en una sartén plana hasta que esté completamente tierno al pincharlo con la punta de un cuchillo, al menos 50 o 60 minutos. Retirar, enfriar, pelar y picar en trozos grandes. La cantidad debe rendir un poco menos de 4 tazas.
  3. Mientras se asan las remolachas, prepare la dukkah. En una sartén a fuego medio-alto, tuesta las semillas de sésamo, la pimienta negra y el hinojo hasta que estén fragantes y las semillas estén doradas pálidas, de 2 a 3 minutos, agitando la sartén con frecuencia. Espolvoree el cilantro y el comino, cocine por 30 segundos, luego raspe rápidamente en un tazón pequeño junto con los pistachos y deje enfriar. Con un mortero y un mortero o un molinillo de café limpio, muele la mezcla hasta obtener un polvo de textura gruesa. Dejar de lado.
  4. En una sartén pequeña a fuego lento, caliente 2 cucharadas de aceite, agregue la cebolla, cubra parcialmente y sude hasta que se ablande y comience a colorear, aproximadamente 5 minutos. Vierta en el frasco de una licuadora eléctrica.
  5. Prepara la gastrique: En la misma sartén a fuego lento, agrega 2 cucharaditas de aceite y la chalota y sofríe hasta que se ablande y tenga un color claro. En una taza medidora de vidrio de 4 tazas, combine la chalota con el vinagre balsámico, la gelatina de grosella y el agua. Cocine en el microondas a temperatura alta hasta que la mezcla se haya reducido a la mitad, o hierva suavemente en una cacerola pequeña. Retirar y colar.
  6. En una licuadora eléctrica, combine la remolacha con la cebolla ablandada, el caldo y 2 cucharaditas de aceite de oliva y haga puré hasta que quede suave. Transfiera a una cacerola mediana, agregue el jugo de naranja y sazone con sal y pimienta; calor a través.
  7. Para servir, sirva la sopa en tazones, agregue una cucharada de yogur, espolvoree la dukkah por el exterior y rocíe la grosella gastrique.

Deja un comentario